‘Alita, Battle Angel’, una guerrera que entretiene

‘Alita, Battle Angel’, una guerrera que entretiene

febrero 20, 2019 0 Por wpadmin

Año 2573. A Iron City, un doctor medio extraño pero buena persona, encuentra piezas importantes de una ciborg entre los desechos. El arregla y la bautiza con el nombre de Alita, al igual que su hija muerta. Pero la criatura de ojos grandes, que en un principio no sabe quién es, empieza a tener recuerdos de un pasado: en los viejos tiempos (muy viejos, más de 200 años) fue una luchadora muy hábil y fuerza cruel. Ahora conviven en ella la ternura de una chica con un buen padre y un amigo un poco demasiado cariñoso con la precisión de una máquina de matar.

La cosa se complica cuando Alita empieza a recordar más de su pasado y comienza a entender el mundo postapocalíptico que la rodea. Un mundo donde la élite vive en Zalem, la única ciudad flotante que queda después de una terrible guerra, a costa de la gente que vive en la Tierra, dedicada exclusivamente a proveer de todo lo que necesita Zalem para subsistir.

No anticipamos nada más deAlita, ángel de combate. Sólo que ella practica un arte marcial perdida llamada panzer kunst, que el deporte y el entretenimiento local es el Motorball, Una especie de rollerball pero con ciborgs, bestia y no recomendado para nadie, y, naturalmente, que hay malos en todas partes, sean humanos o medio medio.

Produce y guioniza James Cameron. Por el primero, perfecto. Cameron se gastó, sólo en efectos digitales, 170 millones de dólares (al cambio, un montón de euros), lo que hace que Alita, Battle Angel sea ​​un pecado no verla en el cine (y supongo que en IMAX debe ser impresionante). Los chicos de Weta Digital, empresa que Peter Jackson, Richard Taylor y Jamie Selkirk fundaron en 1993, se lucen en todos los aspectos, sobre todo en las carreras / partidas de Motorball. La lástima es que Cameron haya firmado el guión, basado en el anime Gunnm, Y lo deja superficial, previsible, sin emoción ni humor. No es de extrañar, continúa su línea.

dirige Robert Rodríguez, Aunque tiene poco de Robert Rodríguez. Aunque suma una mirada crítica sobre el poder, en sintonía con la era Trump y su muro, poco a poco Alita, Battle Angel deja atrás las premisas iniciales sobre los femicidios del comienzo y la lucha por triunfar sobre el mal, y deja lugar a un culebrón en el momento en que Alita y Hugo empiezan a sentir deseo mutuo, y lo impregnan todo de una sensibilidad innecesaria.

En cuanto a los actores, aunque en ningún momento desentonan, tampoco destacan, lo que es extraña, ya que tenemos nombres como Christoph Waltz, Que sólo hace de Geppetto, Mahershala Ali, Que a pesar de ser el mejor está tan desdibujado como el resto, o jenifer Conelly, Que, aunque siempre es una alegría verla, sólo sirve para ser útil en un momento determinado.

Sin duda, no estamos ante ningún blade Runner o ex Machina, Pero los fanáticos del manga lo pasarán en grande (siempre que no se estén quejando todo el tiempo de todo lo que ha quedado fuera del guión), y quien no coneigui la historia original disfrutará de sus espectaculares efectos visuales.