‘Bohemian Rhapsody’: ‘God save (the) Queen!’

‘Bohemian Rhapsody’: ‘God save (the) Queen!’

noviembre 25, 2018 0 Por wpadmin

Nunca he sido fan de los biopics. Más bien en reniego, de esta tipología de filmes que suelen acaparar las nominaciones a los Oscar, gracias a las más o menos exitosas imitaciones del intérprete de turno para recrear con mayor o menor verosimilitud la vida y obra de algún famoso.

Pero, como ocurre en tantas cosas de la vida, la contradicción entra en escena, al menos en mi caso, sobre todo cuando el protagonista es alguien que admiras o has admirado profundamente. Como es el caso, con Freddie Mercury, El líder de Queen, En el que se centra Bohemian Rhapsody, The film not the album.

No es ni mucho menos la primera vez. Ya me pasó lo mismo con otro biopic musical con el que este film tiene fuerza coincidencias, como es The Doors, DeOliver Stone. Pero en esta ocasión aún más, por el plus de empatía que tengo para con el estimado Freddie Mercury, Que no hace falta decir que tenía mucho más carisma que Jim Morrison, Y con Queen, Que es seguramente uno de los grupos de música que más emociones me han dado a lo largo de mi vida.

Hablando nuevamente de la vida, a lo largo de esta hay momentos que te quedan marcados. Uno de ellos fue precisamente la muerte de Freddie Mercury. Fue aquel triste 24 de noviembre de 1991, del que todavía recuerdo la punzada que sentí cuando por la radio comunicaban su muerte ya anunciada (aunque todos sabíamos que estaba enfermo, apenas el día antes se había confirmado oficialmente que tenía sida). Una bofetada en toda regla que hizo que detuviera el coche que conducía en solitario, durante aquel invierno de mierda, en dirección a la base militar de Sant Climent Sescebes, me imagino que para que se me debía meter algo en el ojo después de sentir la noticia o por la emoción de tener que ir una semana más a cumplir el servicio militar obligatorio. Puta mili! Y aún más: puta enfermedad!

No ha sido hasta ahora que los fans de Queen se nos ha hecho justicia y nos han podido regalar Bohemian Rhapsody, El esperado no, el esperadísimo biopic que 27 años después (sí, 27 años !!) condensa y recrea algunos de los momentos más destacados de la vida y obra de la banda liderada por Farrokh Bulsara, Más conocido por su nombre artístico, Freddie Mercury, Que encarna con pasión y convicción Rami Malek (Mr. robot). Verdades y medias verdades en pro de la ficción, atadas con una excusa: culminar la película con el célebre concierto de Wembley, el Live Aid promovido por Bob Geldof en julio de 1985, uno de los eventos musicales más grandes jamás retransmitidos y que se pudo seguir en directo en todo el mundo. Veinte minutos de una actuación gloriosa que marcaron un antes y un después de la banda y que los promotores de este film (con el guitarrista Brian May a la cabeza) han creído conveniente que sean reproducidos con una fidelidad extrema (no como otros pasajes del filme, que transgreden algo la fidelidad para poder esbozar un relato a ratos wikipedia).

Bohemian Rhapsody es un sing along hecho y recosido para que los fans se lo pasen muy bien y los que no lo son tanto lo acaben siendo. Los intérpretes están increíbles (perdón, creíbles) reproduciendo los gestos, movimientos, expresiones de la banda. Y con un extra: los mencionados veinte minutos finales del film, que son de bandera (sobre todo pañuelos). Y no puede ser menos, tratándose de la que se considera la mejor actuación de la historia del rock and roll. El concierto marca la estructura de la historia. Así arranca y así concluye con los 20 minutos más emotivos que hayamos podido ver últimamente en la pantalla. Pura emoción. Reproducción auténtica. Mímesis perfecta. Y también, porque no escatima en lo inolvidable aquel evento: la épica; resuelta casi como si el espectador disfruta de la Batalla de los bastardos de Juego de tronos al ritmo de los seis clásicos que tocaron: Bohemian Rhapsody, Radio Ga Ga, Crazy Little Thing Called Love, Hammer to Fall, We Will Rock You y We Are The Champions.

Ya lo siento por los críticos de Queen, Que siempre despreciaron el grupo entonces, pero de aquel concierto en el que también actuaron estrellas como Elton John, Bob Dylan, David Bowie, George Michael, Dire Straits, U2, The Who, Paul McCartney … recuerde que fue Queen quien se llevó la gloria. Los mismos críticos, ahora en el bando cinematográfico, que continúan no entendiendo nada y que ya se han apresurado a criticar una película que está arrasando en la taquilla y en el Reino Unido a niveles que ni Star Wars. Por eso, siempre mejor, haga caso de la palabra de un Bastard!

bien por Bryan Singer o quien haya sido al final en realidad lo que ha acabado pariendo este film con tantos problemas de producción. Detalles de la historia, como que declarara que estaba afectado por el sida antes de subir al escenario o la reconciliación familiar sobre todo con su padre, que se podrían calificar de tramposos o maniqueos, qué importancia tienen ?! Ya lo cantaba Queen precisamente en la canción que da nombre al film: “Is this the real life? Is this justo fantasy? … “

Lo que tenemos claro, al menos yo, es que Freddie Mercury es la única reina a la que rendiré nunca honores: God save (the) Queen !!!