Criaturas celestiales

Criaturas celestiales

septiembre 10, 2018 0 Por wpadmin

La ópera prima de Cory Finley no dejará indiferente a nadie. Thoroughbred (purasangre) es un film complicado, sobre todo si lo comparamos con los productos habituales de las salas de cine. Posiblemente por este motivo no se ha estrenado en muchos lugares y en Girona parece que no tendremos oportunidad de verla en una pantalla grande. Olivia Cooke y Anya Taylor-Joy interpretan Amanda y Lily, dos chicas de familias acomodada que mantienen una relación de amistad peculiar, lo que en un principio sólo se acota a unas horas de estudio juntas se convierte en un plan para eliminar el padre de una de ellas. Por la temática nos remite al filme de Peter Jackson, Heavenly Creatures (1994), en el que las chicas protagonistas mataban la madre de una de ellas para poder continuar juntas.

Este ácido retrato de la adolescencia acomodada americana se construye a partir de un relato lento y firme, con una presentación de personajes sin entrar en muchos matices, lo que deja que el espectador vaya creando su mapa mental. Lo mejor del film son las dos protagonistas, las diferencias emocionales evidentes a pesar de su complicidad, sin dejar de lado la excelente resolución de la historia. Hacía tiempo que no veía una película tan cruel sin necesidad de mostrar nada, sólo a partir de los diálogos, la pausa y la imaginación. Podía haber sido un desastre si Cory Finley hubiera dejado llevar por las prisas, pero nos demuestra que lo tenía todo muy controlado.

Cuando se quiere hablar de la adolescencia actual no se puede evitar también hablar de los adultos, de las responsabilidades educativas de las figuras paternales. A Thoroughbred (purasangre) los padres y las madres muestran la cara más egoísta de la madurez, aquella en la que los hijos son un estorbo que no permite a los adultos conseguir sus objetivos. Amanda y Lily no saben cuál es su lugar, qué expectativas de futuro tienen, sólo saben lo que no quieren y es formar parte de una sociedad como la de sus padres. Como bien sabéis, queridos bastardos, al final las cosas a veces no parecen lo que son.

Aprovecho que hoy hablamos de los adolescentes para exponer una pequeña opinión sobre la serie de Netflix insatiable. Precedida por un fuerte revuelo en Estados Unidos sólo por el trailer; ahora que ya la podemos ver entera, las opiniones no han cambiado mucho. los haters van muy fuerte por el mensaje sexual de promiscuidad y de ligereza cuando toca temas tan delicados como la pederastia o el bullying. Los defensores también se abonan gracias al humor desenfadado y fresco, dirigido más a un público adulto que a la adolescente. Vistos todos los capítulos (ya veis el esfuerzo que tenemos que hacer los Bastards) entiendo tanto una postura como la otra. Aquellos que defienden el tipo de humor y un argumento centrado en cargarse la sociedad americana lo hacen desde una posición adulta, sin tener en cuenta qué puede pasar cuando un adolescente vea una serie en la que ser diferente es motivo de burla, ser popular y guapa es la única manera de triunfar en la vida y en el que sólo los ricos son capaces de tener una vida que valga la pena. Me gustaría poder hablar con unos cuantos jóvenes a ver qué piensan, quizás estoy equivocado y ellos también les hace gracia y son capaces de entender toda la ironía que rellena insatiable. A ver si hay alguno por aquí y nos lo cuenta. Por cierto, la puntúan con un 5, me quedo a la equidistancia, que la nota del post es para la peli.