‘Elite’: las ‘pijas’ también lo hacen

‘Elite’: las ‘pijas’ también lo hacen

noviembre 8, 2018 0 Por wpadmin

En realidad el título del post debería ser ‘Los pijos y las pijas también follan, Pero en un acto cupaire he dado el genérico al femenino sin más motivo que hacerlo más corto. También buscaba una relación con el culebrón mexicano Los ricos també lloran de finales de los setenta, que tuvo un gran éxito en España. Por lo tanto, ya tendríamos el resumen de la nueva serie española de Netflix, Elite: una mezcla de Los ricos també lloran y Física o química¸ la serie juvenil por excelencia de este siglo.

Centrada en un colegio privado donde estudian todos los chicos y chicas de familia rica del país, Elite mezcla el drama juvenil con el misterio, pero deja más espacio en el primero que en la trama misteriosa. Sabe combinar aquellas cosas que pueden interesar al público joven y adulto, algo de sexo explícito, un caso de asesinato por resolver y unas peleas de poder que aparecen tanto en las familias poderosas como en las de clase social más baja. En este colegio privado, van a estudiar tres jóvenes de la zona más humilde de la ciudad y provocan unos cambios radicales dentro de la clase. Para decirlo de manera clara, los ricos se sueltan gracias a la actitud más osada de los recién llegados. Aquí radica la clave de la popularidad de la serie, que casi todo el mundo se puede sentir identificado. Nos plantean problemas raciales, sexuales, de convivencia, con drogas, envidias, relaciones amorosas y muchas otras de las particularidades de la adolescencia. Los jóvenes de la élite autodenominan los líderes del futuro, los que cortarán el bacalao y mandarán cuando sus padres se aparten. Ya tienen toda la situación económica y social atada y bien atada, pero la aparición de los dos chicos y la chica de otra clase social les hará cambiar la visión del mundo. En algunos de ellos para bien, pero para otros aún se hará más radical la actitud que tienen hacia los que no son de su círculo.

La intriga sirve para ligar los capítulos y despertar el interés del espectador. Lo hace con recursos muy simples, con escenas que enganchan al final del capítulo y hace que todos los protagonistas sean sospechosos del crimen. La serie arranca con el asesinato de una de las alumnas durante la fiesta final de curso, a sufrir aquí todos los capítulos nos harán flashbacks porque vamos creando nuestra propia lista de posibles culpables. La gran ventaja es que la serie termina con la resolución del caso, por lo tanto sabremos quién es el asesino. Personalmente, de todas las tramas que se van abriendo, me gusta la del estudiante que sale del armario para mostrar su sexualidad; el actor está bastante contenido y la relación paterno filial es muy interesante. Lo que no me acaba de funcionar es que la familia de origen magrebí hable en castellano cuando están en la intimidad, creo que si se quiere dar credibilidad a las historias debería tener más respeto por los idiomas y por las culturas. No me creo que las conversaciones privadas entre los padres de origen extranjero se hagan en la lengua de acogida. Decidme incrédulo.

Por último, me gustaría destacar algunas personas del reparto, sobre todo los actores Miguel Herrán y Jaime Lorente, En Río y en Denver de La casa de papel, que se acabarán convirtiendo en los quillos perfectos del cine español. En cuanto a las chicas, Ester Expósito desarrolla todas sus facetas de actriz a Elite después del discreto paso por estoy vivo, En el que hacía un papel poco agradecido. La serie ha despertado mucha expectación entre la población y la gente es pregunta si es para tanto. Sólo deberá mirar y lo sabréis. No se fíe de las opiniones de cuatro charlatanes. Palabra de bastardo.