‘Gul’, los demonios indios llegan a Netflix

‘Gul’, los demonios indios llegan a Netflix

octubre 14, 2018 0 Por wpadmin

Si hacemos una leída a la Wikipedia, Encontramos la entrada de Gul que nos dice:

el gul es un monstruo de la mitología árabe descrito como un tipo de muerto viviente o espíritu maligno (demonio) que se alimenta de carne humana muerta. Frecuenta cementerios y habita lugares inhóspitos.

Pues bien, con esta búsqueda y la que tuve que hacer para hablar deAmerican Gods, la Universidad Rey Juan Carlos ya me podría dar el título del máster en Mitología y Dioses diversos, que por menos trabajo hecho han otorgado másters a Casado, Cifuentes o Montón.

Ahora que ya sabemos que es un Gul, podemos entrar en materia y hablar de la serie de Netflix Gul. Después de que la cadena apostara por llevar títulos extranjeros (la alemana Dark, La brasileña 3%, La danesa The Rain o la italiana Suburra son ejemplos) y sacar de su zona de confort del espectador, decide arriesgar más y ahora nos trae una serie de terror india, Gul.

La trama sigue la Nida (Radhika Apto), En un futuro distópico en el que la India está controlada por militares extremistas y autoritarios. La Nida es en la academia militar para aprender técnicas de interrogatorio extremo, y después de traicionar su padre en favor del régimen instaurado, comienza un nuevo trabajo dentro de un centro de interrogatorios militares. Poco después de que la Nida llegue al centro, le comunican que el líder de los rebeldes, Ali Saeed, ha sido detenido y que le llevarán a aquel centro, donde ella deberá dirigir el interrogatorio. A partir del momento en que Ali llega al centro, tanto los prisioneros que había como los militares que los custodian comienzan a morir de manera brutal.

No se ha encontrado nunca en esta situación? Vas con tu pareja y decide ver algo. Uno de los dos dice: «No pongas una peli que duran mucho» y acabar viendo 4 capítulos de 50 minutos cada uno de una serie que, cuando os agitar en la cama, ya ni recordaréis. Pues Netflix eso lo tiene muy presente y, cuando compró los derechos de Gul, Que estaba pensada para ser una película, la pasó en formato de miniserie y la dividió en 3 capítulos de 45 minutos cada uno. Todo un acierto, y más si tenemos en cuenta que el espectador general no está acostumbrado a la manera de actuar india.

El primer capítulo de Gul os hará pensar que esta serie no vale mucho la pena. Lenta, poco interesante, y sin un cliffhanger llamativo, pensaréis que no pasa nada, en la serie. Pero si decide continuar se sorprenderá. El director y guionista Patrick Graham os adentrará en un laberinto de pasillos oscuros, símbolos demoníacos, iluminación errática, personajes grises, salas de interrogatorio ensangrentadas, giros de guión y, por supuesto, un demonio hambriento de sangre y muerte. sí, Gul tira de todos los clichés de este género, pero estos clichés se aguantan.

Gul, Que está producida por Jason Blum, Fundador de Blumhouse Productions, Productora que nos ha llevado Get Out (Jordan Pele, 2017), Split (M. Night Shyamalan, 2017) o las películas de paranormal Activity, No deja pasar la oportunidad de hacer una crítica social en su país y los totalitarismos, sobre todo en el primer capítulo.