Jed Mercurio te vuelve a pegar en el sofá con ‘Bodyguard’

Jed Mercurio te vuelve a pegar en el sofá con ‘Bodyguard’

noviembre 8, 2018 0 Por wpadmin

Jed Mercurio, Uno de los mejores guionistas y creador de una maravilla como Line of Duty, Una de las mejores series policiales británicas de la última década, es el autor de Bodyguard, La nueva serie que os enganchará el sofá de casa.

Después de frustrar un atentado suicida en un tren en Londres, el oficial de policía David Budd, interpretado por Richard Madden (El Robb Stark de Juego de tronos), Es reasignado a la protección de la secretaria de Interior, Julia Montague (al que da vida Keeley Hawes, Que ya trabajó con Mercurio en la tercera temporada de Line of Duty), Una política muy ambiciosa y defensora destacada de las intervenciones duras contra los terroristas.

Los primeros 20 minutos de la serie son magistrales, con Budd intentando convencer a la terrorista que no haga explotar el chaleco que lleva encima. Son 20 minutos de tensión constante en el que, aunque sabes que Budd es el protagonista y no puede se murió al principio, no sabes si conseguirá el objetivo de neutralizar la amenaza.

A partir de aquí, la historia girará en torno a los dos personajes principales, Budd y Hawes. Del primero sabemos, rápidamente, que tiene un trastorno postraumático, fruto del servicio militar en Afganistán; que es un gran padre por los dos hijos que tiene, pero un marido nefasto, lo que le ha causado la separación con su mujer; también sabemos que está de servicio las 24 horas del día y que no puede soportar los políticos, a los que acusa de ser los responsables de enviar sus compañeros del ejército a la muerte. De la Hawes vemos que es una política dura, que no tiene miedo de hacerse enemigos dentro del gobierno para defender sus ideas; que quiere llegar al número 10 de Downing Street por los medios que sean necesarios, legales o no.

La serie utiliza tópicos convencionales, tales como el ex militar que no supera el pasado y su vida familiar se resiente, o la apuesta por un asunto amoroso entre David y Julia. Pero es aquí donde nos damos cuenta de que Mercurio es un monstruo del guión, ya que consigue mostrar estos elementos sin que el espectador esté seguro si David es un soldado de honor o estaría dispuesto a matar a su protegida. Y sobre la relación amorosa tampoco sabemos si es amor verdadero o cada uno juega con el otro. Todo ello envuelto en la trama de una conspiración dentro del gobierno que hará que no sepáis quiénes son los buenos y quiénes los malos.

Bodyguard es pura tensión sin dejar de lado el ritmo. Un relato en el que, gracias a los giros de guión, no puedes dejar nada por seguro y si el espectador se deja llevar por Jed Mercurio, disfrutará de los seis capítulos de que consta la serie.