La música del maestro del terror

La música del maestro del terror

octubre 20, 2018 0 Por wpadmin

13 de octubre de 2018. John Carpenter Anthology: Movie Themes 1974-1998. La gente comienza a entrar en el Auditorio de Sitges a marcha rápida, las entradas no están numeradas y el primero que entra elección lugar. Con esa naturalidad que nos caracteriza a Los Bastards nos introducimos en la cola por un atajo, que nos colamos, vaya! El guarda de seguridad nos recibe en el vestíbulo con la cantinela «¡No Corrao! ¡Que no sois críos!». Me gustaría explicarle que por un señor de casi 50 años como yo, ir a ver John Carpenter era más emocionante que para un niño ir a la Fiesta de los Súpers, pero no quería perder tiempo. Sentados en una buena localidad sólo falta que aparezca la banda sobre el escenario. Mientras el vecino de butaca habla con uno de los privilegiados que ha ido a hacer un Meet & Greet con el maestro Carpenter. Habla con aquella vehemencia de lo que ha tocado la mano de Dios y se hace el harto, que si es antipático, que no le ha firmado el libro como le hubiera gustado, que no ha sonreído y más reproches. Los que declinar la invitación (previo pago de unos cien euros más) para ir a la Meet & Greet nos sentimos aliviados y podemos repetir la cantinela de «ya lo decía yo, que no valía la pena».

Puntualmente, a las cinco de la tarde, entra la banda y el maestro. Todos vestidos de riguroso negro se van situando en su lugar, John Carpenter levanta las manos para saludar al público, mientras masticando chicle. A detrás de la banda, una pantalla proyectando imágenes de las películas mientras suena su música. Empezamos fuerte con 1997: rescate en Nueva York y seguimos con Asalto a la comisaría del distrito 13, Dos de los ejemplos por los que el director neoyorquino está considerado uno de los mejores creando acción en lugares cerrados y se ha convertido en un referente para los nuevos creadores. Carpenter habla poco sobre el escenario, de hecho lo lee y así no se sale en ningún momento del guión preestablecido. continuamos con El pueblo de las malditos, La niebla y la cosa, intercalan con otros temas propios para llegar al momento romántico de la noche con la preciosa Starman y lo más divertido con Golpe en la pequeña China. Cuando todos los miembros de la banda se ponen unas gafas de sol es porque sonará la banda sonora deestán vivos. Entramos en uno de los momentos más esperados, por un lado suenan las primeras notas deEn el corazón del miedo y el ruido de aplausos aumenta, lo que corrobora que la mayoría de público son unos frikis de narices. Imágenes y música de la nueva adaptación de Halloween dan paso a la escena del joven Michael Myers vestido de arlequín, en estos momentos, gran ovación para dejar paso a la original Halloween (Tengo que reconocer que en este momento su humilde narrador bastardo soltó unas lagrimitas mejillas). vampiros, El príncipe de las tinieblas y Bolsas de cadáveres nos acompañan hasta el final apoteósico con la gran y luminosa Christine, Que sirve para despedir la noche del maestro.

En definitiva disfrutamos de una banda muy solvente con un John Carpenter, Poco interactivo con el público, que fue haciendo algunos golpe de cabeza y asintiendo a la gente de las primeras filas, se sacó el chicle al cabo de unas cuantas canciones y levantó las manos en alto haciendo el símbolo satánico antes de empezar En el corazón del miedo. También nos recomendó que vigiláramos con el coche, por si encontrábamos algún Christine y nos hizo notar que éramos un público muy educado. Supongo que lo dijo porque nadie soltó su fanatismo hacia el maestro, ni cuando salió en la pantalla actuando a Bolsas de cadáveres, Interpretando el encargado de la funeraria. La gente se mostró en todo momento muy respetuosa, incluso demasiado, ya que estoy seguro de que muchos de los fans nos hubiera gustado levantarnos del sillón para gritar, saltar o hacer un poco el cárabo.