Lo que el verano se llevó

Lo que el verano se llevó

septiembre 29, 2019 0 Por wpadmin

Movierecord! Movierecord! Na-ra-na-ra-na-ra Na-ra-na-ra-na-na-nà!

Comienza la sesión doble de cine de verano que, como que los impresentables de Los Bastards decidieron hacer vacaciones, no se pude ofrecer el blog.

Caja de palomitas bien cargada para que arrancamos con una historia de miedo de aquellas que se han de explicar en la oscuridad. Scary Stories to Tell in the Dark, basada en la novela deAlvin Schwartz, Tiene como padrinos dos monstruos del cine de terror y fantástico. produce Guillermo del Toro, Que si no le tenemos en cuenta esa cosa de la bestia marina, sigue siendo un referente para todos nosotros. dirige André Øvredal (The Autopsy of Jane Doe), Que filma como el maestro Carpenter las escenas claustrofóbicas con poco oxígeno y mucha tensión. La trama tiene pocas sorpresas para los abonados al cine de terror de los ochenta y lectores de Stephen King: Un grupo de amigos adolescentes inadaptados descubren un libro de cuentos terroríficos escondido en una casa encantada. Este libro, al más puro estilo Dead Note, Escribe un cuento que se hace realidad, siempre con un final sanguinario. Los amigos van muriendo uno tras otro sin que, a priori, puedan hacer nada para evitarlo. Un filme que asume su rol y cumple con creces las expectativas. Nostalgia de los ochenta a toda máquina con escenas terroríficas bien realizadas y con una trama tan bien ligada que te dan ganas de ver la continuación, que seguro que existirá en breve.

El segundo film no invita a las palomitas. Disimulo un poco, me pongo las gafas de pasta y enseño en formato postureo la Moleskine roja que dejaré abierta al reposabrazos, haciendo como si fuera cogiendo notas. La película ha sido concebida para ver qué espectador encuentra más referentes y, por tanto, hay que estar al caso. Al cabo de veinte minutos ya he agotado el boli Bic y la libreta echa humo, suerte que llevo más material. No puedo parar de escribir, ahora tres canciones seguidas sin sentido pero que rellenan, las carteleras de los cines de Los Ángeles hacen publicidad de tantos filmes que no doy abasto, ahora unos hippies miran la tele, entre anuncios y series antiguas no sé donde mirar, más anuncios, más canciones, más carteles, estoy agotado … Todavía no puedo parar, sólo dura casi tres horas. Cállate! Ahora sale en Bruce Lee y la chica aquella que hacía de doble de acción y que hizo un papel protagonista en una película en la que cerraban mujeres en un edificio y se habían de pelear entre ellas. Y sigo escribiendo! No puedo parar! Hostia! Ya era hora! Sangre por doquier y en derecho, un lanzallamas, ya no apunto! Ahora disfruto mucho, me ha costado más de dos horas, pero al final ha valido la pena todo! Pensaba que no debería escribir nada más, pero Quentin Tarantino no desaprovecha ni los créditos de Once Upon a Time in Hollywood para volver a demostrar que es un gran conocedor de la cultura cinematográfica y publicitaria. Un crack! Dicen que su última película, la que servirá para despedirse del cine, será una versión de Star Trek. Si es así, iré con en Vador García-Arbós y así me irá contando todos los referentes trekkies. La historia importará bien poco.

Buena sesión doble de cine de verano. Un verano que se recordará porque Los Bastards no publicaron ningún artículo durante el mes de agosto.