‘Metro Exodus’. Hasta el final de la vía | los Bastards

‘Metro Exodus’. Hasta el final de la vía | los Bastards

marzo 21, 2020 0 Por wpadmin

INTRODUCCIÓN

Basado en el libro metro 2035, metro Exodus es la conclusión de la famosa saga de juegos de disparos en primera persona y el aspirante al título de ser la experiencia definitiva de ésta. El juego ostenta un nuevo sistema de mundo abierto, fabricación de recursos, una duración más larga y la promesa de libertad absoluta para los jugadores, a través de la cual vivirán la postapocalipsi de la manera más inmersiva posible.

La historia sigue al Artyom, el protagonista de las entregas anteriores, en su búsqueda por Rusia, donde busca un lugar en el que detenerse para dejar de sobrevivir y empezar a vivir. En este viaje le acompañarán su mujer y sus amigos de armas, junto con habitantes que se encuentran en las zonas por las que pasan.

PRESENTACIÓN: 9

metro Exodus es probablemente uno de los videojuegos más espectaculares en el ámbito visual que está el mercado. La dirección artística se mantiene tan excelente como siempre y es además acompañada por una estelar banda sonora, dominada principalmente por una preciosa guitarra acústica. El nivel gráfico es del más alto nivel y hay una atención al detalle sin precedentes teniendo en cuenta la magnitud del proyecto. Las primeras horas parecerán familiares a un veterano de la saga y pueden ser demasiado lineales para alguien que quiera disfrutar de la libertad del mundo abierto que promete el título, pero, a pesar de ser lento y lineal, el inicio del juego es efectivo y se puede interpretar como un despido a la fórmula original de la saga. Las primeras horas en la primera zona abierta, el Volga, son mágicas y la historia arranca de manera segura.

HISTORIA: 8

La historia de metro Exodus es previsible pero cumplidora, pero despunta gracias a sus personajes. Los miembros de la Aurora, la locomotora en la que se llevará a cabo el éxodo que promete el título son memorables y tienen unas personalidades muy marcadas y dinámicas. El ritmo es donde la historia falla un poco, al ser un juego de mundo abierto donde la historia sólo avanza cuando se llevan a cabo las misiones principales es común que haya situaciones en las que se rompa la inmersión del jugador. Uno de los puntos bajos es la segunda zona abierta que visitará el jugador, el Mar Caspio, donde la historia dicta que el jugador vaya deprisa pero la jugabilidad y el mundo abierto lo empujan hacia invertir tiempo «esencial» en la exploración de la zona. Los guiones son buenos y se nota que hay un esfuerzo en hacer que las acciones del jugador tengan consecuencia, aunque esta consecuencia no llega de manera muy satisfactoria. Muchos jugadores pueden encontrar la llegada al final de la vía como un final decepcionante.

JUGABILIDAD: 8

Desde mi punto de vista, la jugabilidad siempre ha sido el punto que hizo grande al primer juego. Aquella jugabilidad tensa, de micro decisiones importantísimas tomadas en cada momento que hacía memorable Metro: 2033 hace acto de presencia ocasional en Metro: Exodus, Pero se nota que se han hecho concesiones para hacer un juego que cumpliera la promesa de mundo abierto que dominaba su marketing. Las micro decisiones están allí y la exploración del Volga, la primera zona del juego, es mágica. El Mar Caspio por desgracia es demasiado abierto y la Taiga da demasiado poco margen para la exploración. La última zona del juego, sin entrar en spoilers, vuelve al diseño de niveles original de la saga, abandonando completamente el mundo abierto.

Los tiroteos pierden también un poco. El impacto satisfactorio de las armas es allí y la inteligencia artificial de los monstruos se comporta, pero el comportamiento de los enemigos humanoides puede ser demasiado tosco para ser realmente inmersivo, ya que no parecen adaptarse al mundo abierto que habitan, esto hace que el sigilo, tan tosco como en el metro 2033, Haga el combate contra humanos decepcionando.

Se abandona el sistema de «las balas son la moneda» típico de las dos entregas anteriores para establecer un sistema de fabricación de materiales, lo que a mis ojos es un error, aunque no se hace molesto en exceso. La personalización de las armas y el equipo es muy bienvenida, ya que es bastante profunda para generar un sentimiento de personalidad alrededor de su equipamiento, aparte, el proceso de tener que mantener limpias tus armas para que rindan no se hace más molesto, todo hay que es pesado en el Mar Caspio (la arena molesta mucho).

La jugabilidad se mantiene sólida y supone tanto una victoria como una derrota parcial sobre las entregas anteriores. El combate contra monstruos se mantiene trepidante y su comportamiento orgánico en un mundo abierto realza su factor táctico, por el otro lado los seres humanos parecen más simples que nunca.

CONCLUSIÓN

metro Exodus supone una conclusión apropiada para la saga, un buen videojuego que por desgracia no llega al nivel de la original, pero queda por encima de la segunda entrega. El combate es entretenido, es un placer explorar la postapocalipsis en libertad y la historia cumple, ostentando personajes excelentes.