‘Metro Last Light: Redux’. Los pecados del hombre bueno

‘Metro Last Light: Redux’. Los pecados del hombre bueno

marzo 8, 2020 0 Por wpadmin

INTRODUCCIÓN

Basado en la novela metro 2034 y secuela del aclamado juego metro 2033, Metro Last Light salió el año 2013 habiendo prometido un título mayor en todos los aspectos a su predecesor. La producción disfrutó de más presupuesto, un equipo más grande y una campaña de marketing que fijó el ojo público en la franquicia. Todo salió en 2013 para PS3, Xbox 360 y PC, La séptima generación de consolas estaba en sus últimos días, así que el año 2014 se remasterizar en el pack Metro: Redux, En el que Last Light sólo recibió una mejora de resolución para adaptarse a las consolas de octava generación (PS4, Xbox One). El pack de Metro: Redux ha salido a la Nintendo Switch el 28 de febrero de 2020.

Los jugadores vuelven a ponerse en la piel del Artyom, que se encuentra de nuevo defendiendo la integridad del Metro contra todo aquel que le quiere mal.

PRESENTACIÓN: 8,5

Metro: Last Light es un heredero digno de la dirección artística que hacía sublime a Metro 2033. Aparte, disfruta de mayores valores de producción que hacen que sea un producto mucho más pulido que el original. Dicho esto, las primeras horas de juego son reminiscentes de lo que serían las primeras horas de un Pokemon. El jugador se ve condenado a seguir a un conjunto de personajes sin tener ninguna capacidad de control. Sin embargo el juego hace mejor trabajo que el original a la hora de presentar el mundo político del Metro, ya que jugará un papel principal en la historia.

HISTORIA: 7,5

Al igual que en el juego anterior, el Metro es el protagonista, pero esta vez el mundo se ve embellecido por varios personajes secundarios memorables. El primero de los dos puede ser mencionado sin peligro de spoilers, ya que es uno de los primeros personajes que conoce el jugador. El comunista Pavel es un personaje carismático y complejo que ofrece una entrada muy sólida a la moral del Metro, una moral deformada por las circunstancias en las que se encuentra el mundo que habitan los personajes.

Al igual que en el primer juego, el jugador se pone en la piel de Artyom, un protagonista silencioso que va haciendo de narrador a las pantallas de carga y en las entradas del diario. La historia liga muy bien con el final de Metro 2.033 (siempre que los jugadores hicieran el final canónico del juego, no el secreto) y ofrece una buena entrada en el rico mundo de Metro.

JUGABILIDAD: 7

En la opinión de este crítico, este es el punto bajo de Metro: Last Light. Como he mencionado en la introducción el juego recibió mucha más atención del ojo público y la distribuidora, así que fue hecho para atraer el ojo público. Se abandona bastante el combate contra monstruos para centrarse en las galerías de tiro contra soldados, lo que perjudica el juego, ya que si cada enemigo batido suelta balas, ya no hay motivo para racionar y ser cauto. La sensación de disparar se mantiene muy bien y hay la innovación de enemigos finales que requieren una estrategia concreta para ellos y el entorno que les rodea.

CONCLUSIÓN

Metro: Last Light no es un mal juego, de hecho, se le puede considerar fácilmente un juego superior a la media de juegos de disparos en primera persona para un jugador. Su pecado es ser la secuela de Metro 2.033, una obra única con una personalidad e intención claras. Es una experiencia entretenida y recomendable, pero no está a la altura del original.