Sitges se rinde a Sid Haig la noche del jueves con la proyección de ‘3 From Hell’

Sitges se rinde a Sid Haig la noche del jueves con la proyección de ‘3 From Hell’

octubre 10, 2019 0 Por wpadmin

INTRO

que los Bastards acerquen a Sitges, Concretamente en la 52ª edición del Festival Internacional de Cine Fantástico de Cataluña, es suficiente excusa para hacer una crónica; bien, una breve crónica de lo que pudimos vivir la noche del jueves 3 de octubre con el visionado de 3 From Hell.

52º FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE CATALUNYA

Antes de desbudellar la tercera entrega de la trilogía de Rob Zombie, Por los que aún no conozcáis el evento por excelencia de la comarca del Garraf, una breve sinopsis. el Festival de Sitges llega a la 52ª edición que ofrece año tras año las mejores producciones internacionales de cine fantástico. Considerado un referente en toda Europa, el impacto mediático que tiene permite que producciones de todo tipo tengan difusión global dentro de un espacio pensado para que artistas y prensa se puedan encontrar. Además, también se programan homenajes, retrospectivas y sesiones especiales de todo tipo, como la mítica Midnight Extreme o la zombie Walk, Dos de las actividades más esperadas.

El ANTES DE LA PROYECCIÓN

Llegamos de noche a la capital de cine fantástico. La sensación de frío aumenta cerca de mar así que nos abrigamos y vamos a buscar alguna carpa del festival donde cenar y calentarse a base de cerveza y calor humano. La cola del hotel Melià se va llenando así que decidimos sumarnos a él para empezar a calentar motores. Sentimos dos fans con camisetas de White Zombie que comentan la muerte de Sid Haig, Y nos explican que este es el motivo por el que no se querían perder el estreno de la última parte de la saga de la familia Firefly. Es claro que el hype que ha generado el fatal desenlace del Captain Spaulding ha convertido la sesión de hoy en algo especial, y eso se percibe en el ambiente.

Sentimos que están a punto de abrir las puertas, así que antes de entrar nos acercamos al photocall para dejar constancia de nuestro paso por el festival. Pocos segundos después vemos como la fila avanza, así que recuperamos posiciones y hacemos vía hacia el auditorio Melià. Para los cinéfilos y los fans del fantástico este espacio es un templo, y la ocasión de hoy lo hace aún más especial. Nos hacemos un agujero en la platea y esperamos atentos que comience la proyección.

AHORA SÍ, 3 FROM HELL

En los 10 años que hace que venimos al festival, no habíamos visto nunca una película sin que previamente se hicieran cinco céntimos del contenido y eso nos descolocó. Aunque este arranque abrupta, en el momento que apareció el nombre de Sid Haig los créditos, un aplauso generalizado en la sala lo puso todo en su sitio.

Para hablar de la nueva entrega de Rob Zombie, y para evitar spoilers, os diré antes que nada que es una película bastarda. ¿Qué quiero decir con esto? Que el carácter del blog tiene mucho que ver como el director entiende el cine. Por un lado, tenemos el componente estético, en el que Rob Zombie demuestra su gran capacidad creativa a la hora de hacer escenografías, y, por la otra, la de dar personalidad a los personajes, desde los 3 protagonistas hasta los actores secundarios.

En cuanto a la familia Firefly, pudimos ver cómo los 14 años que han pasado desde el estreno de The Devil Rejects ha hecho que su carácter haya sufrido cambios. No queremos entrar en detalle porque me gustaría que hicierais valoración vosotros mismos de cuál de los personajes ha envejecido mejor o peor, pero en la nueva entrega han querido dar profundidad a la trama, y ​​creo que la épica y el misticismo lleno de interrogantes que se nos abría con House of 1000 Corpses se pierde. Igualmente Rob nos vuelve a sorprender con una película hecha a medida para los fans, con sangre e hígado a ritmo de rock clásico, y qué demonios, amigos bastardos, vaya a ver 3 From Hell con voluntad de pasar un buen rato acompañando de nuevo los últimos renegados del infierno, los cuales vuelven a hacernos cómplices de su capacidad de cometer atrocidades a base de psicodelia y una estética creada para la ocasión.