‘The Affair’

‘The Affair’

marzo 3, 2019 0 Por wpadmin

En el mundo tenemos una sección muy particular de bastardos a quien cae la lagrimita cuando ven filmes o series que están lejos del terror, la ciencia ficción o el spaguetti western. Entre ellos hay soy yo, uno más de este grupo y blog catalán de referencia, que cuando me caen en las manos productos audiovisuales de este tipo -y que además están bien hechos- no tengo otro remedio que hablar bien, aunque sea un género que dentro del esquema bastardo se consideraría menor. O puede que no.

The Affair ya va por la cuarta temporada y tiene un muy buen final, con la perfecta cuadratura del círculo, que nos hace recordar unos títulos de crédito que no han cambiado desde el comienzo con una música que personalmente encuentro insoportable, aunque esto depende de gustos , como siempre.

Ruth Wilson, Joshua Jackson,Catalina Sandino Moreno y Omar Metwally, Actores de The Affair, Ya pidieron no seguir con la serie después de la cuarta temporada para ir perfilando otros papeles en productos que salgan un poco del encasillamiento romántico. Los guionistas, avisados ​​y asustados, han sabido cómo terminar la trama después de tantos episodios, no como lo que pasó con Lost, Dexter o true Blood, Finales muy pobres para productos televisivos con inicios excelentes.

Si os fijáis un poco, verá que los últimos cinco episodios de este año son notables, sobre todo si los comparamos con toda la tercera temporada -que fue soporífera-, ahora se coge el toro por los cuernos -expresión poco afortunada si eres un antitaurino declarado como yo-, aunque sale como siempre el eterno tema del cáncer, que tantos Oscar y premios ha dado al cine y que ahora vuelven a explotar como si fuera nuevo.

Recuerde, sin embargo, que los más romanticona tiene que dejar un poco de lado las series de pequeña pantalla e ir al cine clásico de los años cuarenta. breve encuentro (1945), El puente de Waterloo (1940) o Historias de Filadelfia (1940) son sólo algunos ejemplos de joyas cinematográficas, aunque yo me pregunto mirando al horizonte, pensativo ya través de una ventana con un libro, copiando los cahieristes, quien hace ahora maratones de cine clásico para dejar de lado las plataformas que te machacan con interminables productos de 10 episodios de una hora o más? Será por miedo a ser insultado por la masa de espectadores seriéfilo? O no se atreven por la angustia de querer mantenerse al día por pertenecer de alguna manera al grupo que se traga horas y horas fagotitzats por Netflix, Amazon Prime o Hulu sin tener un minuto de descanso, sudando, sudando y sudando?

Preguntas filosóficas con toque bastardo para ir pensando si no tiene nada más importante que hacer en su vida.

Y hablando de encasillamientos. Os recomiendo ver, si aguantáis, Rescate en el mar del norte (1979), con Roger Moore y Anthony Perkins. Ambos actores actuaron en el filme para salir de los papeles de James Bond y Norman Bates con un resultado más que lamentable. Si acaba el film sin pararlo y marchar de casa se merecen un premio de los gordos.