‘Ultraviolet’, la policía es lenta

‘Ultraviolet’, la policía es lenta

septiembre 24, 2018 0 Por wpadmin

Una de las cosas más positivas que tiene Netflix es la variedad de oferta en cuanto a nacionalidades, puedes encontrar productos que venden los lugares más inhóspitos, sobre todo de Oriente. De esta manera podemos ir comparando y disfrutando series que normalmente no veríamos nunca, porque no tendríamos acceso. Algunos ejemplos han sido la alemana Dark, La finlandesa Sorjonen y las orientales Midnight Dinner (Espectacular!) O samurai Gourmet, Entre otros. La plataforma también tiene el catálogo series españolas y catalanas que se pueden ver en varios países europeos, de ahí el gran éxito obtenido por La casa de papel los países germánicos. Hoy os quiero hablar deUltraviolet, Una serie polaca del 2017 que ya se puede encontrar en Netflix.

Me parece que hay un dicho, yo al menos lo he sentido en algún lugar, que dice: «La policía no es tonta, es lenta». Viendo como está el panorama últimamente dudo de la veracidad de dicha, pero no seré yo quien me ponga a discutir un tema que desconozco. A Ultraviolet los casos criminales que no ha resuelto la policía crecen exponencialmente, ya sea por dejadez o porque no están suficientemente actualizados o porque la justicia va lenta. Sea por lo que sea un grupo autodenominado Ultraviolet decide investigar casos de crímenes que no tienen respuesta positiva por parte de la policía. Este grupo está formado por un joven hacker, dos influencers, un guarda de seguridad y una conductora de VTC. Con el apoyo de un policía y un ex agente forman el equipo que irá, capítulo tras capítulo, resolviendo misterios. Siempre se comunican virtualmente, en pocos casos se encuentran físicamente. Normalmente no me gustan las series policíacas que concluyendo los crímenes en cada capítulo, en este caso hago una excepción por la variabilidad en las investigaciones y por los temas que van tratando. Son capaces de hablar de política, de racismo y xenofobia en un capítulo sobre los refugiados, también hablan de nuevas tecnologías en una historia sobre una casa domótica que podía haber salido perfectamente a Black Mirror, O hacer una trama sencilla sobre malos tratos y abuso infantil que, incluso, nos hace caer una lágrima. Ultraviolet es una serie refrescante (qué adjetivo más trillado durante el verano) con poca acción física pero con una trama cibernética interesante, vemos como toda nuestra vida está controlada en las redes sociales y como un equipo con personas muy diferentes puede funcionar a la perfección cuando cada una puede desarrollar sus potencialidades.