Un hombre fiel o un calzonazos?

Un hombre fiel o un calzonazos?

enero 27, 2020 0 Por wpadmin

Os tengo que confesar que el cine francés, aquel que es tanto francés como Notre Dame, no me acaba de convencer. No los entiendo a los franceses. Supongo que es porque todo esto del amor libre y del enamoramiento a primera vista de cualquiera que pase por el lado, me queda lejos. Cuando pienso en películas francesas me vienen a la cabeza las de Louis de Funès, Que detesto profundamente, o por el trayecto en limusina conducido por Léos Carax a Holy Motors, o la imagen que hizo Bernardo Bertolucci a El último tango en París (1972) y en Dreamers (2003). Esta segunda me gustó, aunque no acabé de entrar en la historia porque me parecía ciencia ficción, pero los dos actores y la actriz me gustan, sobre todo Michael Pitt que el encuentro fascinante. El segundo en discordia del amor y el sexo delEva Green es Louis Garrel, Un icono también sexual para la mayoría de personas a las que les gustan los hombres. Precisamente en Garrel es el director de la película que os quiero hablar y que se ha estrenado en nuestras: L’homme fidèle. Ha visto que no he hecho ninguna referencia a la Nouvelle Vague, movimiento artístico que huyo lejos cuando la llaman, porque como no me ha interesado nunca el desconozco y, por tanto, no me atrevo hacer mención.

L’homme fidèle arranca de manera brillante. La primera escena, una conversación en el pasillo, te deja boquiabierto. A partir de ahí la cosa se va manteniendo durante bastante rato pero desemboca en una comedia masa francesa, en la que el amor romántico mezclado con las ganas de fornicar a diestro y siniestro, más la necesidad de ser el protagonista absoluto de la historia , hacen que los personajes, en los fondos unos egocéntricos todos, vivan una aventura bien vacía de contenido.

El film tiene tres méritos que la convierten en una buena opción para ir al cine. La primera, su duración, con 75 minutos nos lo explica todo, y eso es de agradecer. La segunda es el guión, firmado por el mismo Garrel y un mito como Jean Claude Carrière, Que es divertido y con unos diálogos ágiles, sarcásticos. La tercera razón para ver L’homme fidèle es su reparto, desde Garrel que hace el papel del hombre fiel, a mí me pareció un calzonazos, pasando por su pareja interpretada por Laetitia Casta, Hasta la joven Lily-Rose Melody Depp, La hija de Johnny y de la Vanessa. Los tres asumen el papel que les está encomendado y te crees realmente los que les pasa. Dejo para el final el personaje más interesante de todo el film, el hijo interpretado por Joseph Engel. Gracias a él se mantiene el equilibrio de la historia y permite que el guión no se vierta directamente a una historia digna del vodevil más clásico, como parece en algún momento del metraje.

Vale la pena mirar el film porque hacía tiempo que no nos permitían ver una película de esas que pasan bien, las que acabas con una sonrisa en los labios y que, me dio la sensación el día que la vi por las risas a la sala, hará más gracia a las personas femeninas que no a las masculinas.

PD: Habitualmente acompaño este post con el trailer del film. Os recomiendo que no lo vea, de ahí que no lo encontrará aquí.