‘Venom’ o como copiar el guión de Superman IV

‘Venom’ o como copiar el guión de Superman IV

diciembre 20, 2018 0 Por wpadmin

Una de las frustraciones más grandes que he tenido en mi vida fue entrar a ver el estreno de Superman IV y que no me gustara nada. Frustración porque Superman es mi superhéroe preferido y frustración también porque la hacía la Cannon, Productora que adoraba y que aún ahora venero y en la que hago homenaje cada día con un pin que llevo de su insignia en la solapa de la chaqueta para dar clase a docenas de adolescentes que, mentalmente, son más maduros que yo.

Entrar a ver Venom el cine (un superhéroe medio desconocido y que no he entendido del todo) me ha tocado el alma. Me la ha tocado porque los guionistas han copiado en parte el guión de Superman IV (Y también un poco de Spiderman) Y he salido bien contento, aunque haberla visto en alemán, ya que en Alemania, como en España, Italia, Francia o Guinea Ecuatorial, las películas las doblan y hacen que unos actores hablen sobre la voz original otros de manera extraña. Así como lo habéis oído, por si os venía de nuevo.

Venom es mala y se lo han cargado. El actor –Tom Hardy– lo hace relativamente bien, aunque no se haya sacado la espina de la gran, gran, gran Mad Max: Fury Road (2015) y el film es penosamente racista como las películas más racistas de W.H. Griffith, Sí, aquel que pintaba los blancos de negro y que hizo obras maestras como El nacimiento de una nación (1915) o lirios rotos (1919), el padre del cine moderno, ahora reventado por los efectos digitales CGI.

Racista por qué? Pues porque el antagonista bien malo, protagonizado por Rizwan Ahmed, Es de padres pakistaníes y tiene físico de paquistaní y porque el actor que sale como ladrón violento a una tienda coreana tiene una pinta de emigrante potencialmente ilegal del Salvador o Nicaragua inconfundible, mientras que los blancos son los que lo salvan y lo arreglan todo como siempre; son los limpios, siempre los puros.

Y mala para qué? Para que el espectador no sabe muy bien por dónde van los tiros, toda la trama está desordenada, al igual que este artículo, va arriba y abajo, arriba y abajo como una peonza sin darse cuenta de nada, pero eso sí, disfrutas del film a escondidas con los adolescentes que te rodean con palomitas alemanas y Coca-Cola alemana.

Un sufrir.

Venom me ha gustado mucho y os diré por qué: es aquel Superman IV bien que la Cannon nunca pudo rodar porque no se quiso gastar ni un centavo. La historia es más o menos la misma, los efectos especiales, mucho mejores y además sale un alter ego nuclear Man mucho más perfilado y creíble, un gusto para las mentes menos maduras, como la nuestra, la bastarda. Os la recomiendo.

Por mala.